SEMANA QUINTA PASCUA MARTES

Dice Jesús que es necesaria la Cruz y ese aparente poder el mal sobre Él para que el mundo comprendiera que Él ama al Padre. Para que se manifieste el amor es necesario el sufrimiento que provoca el mal. Es todo un misterio muy profundo. Dios sufre y padece las consecuencias del mal para que los seres humanos comprendamos que nos ama. Y esto lo vivimos cada uno de sus discípulos. Es impresionante lo que Pablo tuvo que pasar. El amor no se demuestra solo con palabras y gestos, es necesario el amor sostenido en el sufrimiento. Creo que este tiempo de cuarentena ha sido algo así, un gran sufrimiento que ha manifestado también un gran amor que la vida ordinaria no manifiesta. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.