SEMANA CUARTA PASCUA VIERNES

Anoche vi un capítulo de la serie Vikingos. Ya he compartido otras veces que representa muy bien el sentido pagano de la vida. Un mundo sin la huella del cristianismo. En el entierro de una mujer tenían que sacrificar a otra mujer para que no fuera sola a la otra vida. Se ofrecieron muchas mujeres para ello y fue muy duro como siempre esto de los sacrificios humanos. Pues nosotros tenemos a uno que ha muerto por todos para que no vayamos solos a la otra vida. Jesús nos espera al otro lado para llevarnos al lugar que nos tiene preparado. No necesitamos que nadie se sacrifique por nosotros porque ya lo ha hecho Jesús. Él es el camino para llegar a Dios, nadie nos ama con tanta verdad como él, no hay vida verdadera sino es en relación con Él. Me siento muy feliz de haber nacido en una cultura cristiana, cultura de la vida y no de muerte, cultura de esperanza y no de miedo. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.