SEMANA CUARTA PASCUA MIÉRCOLES

El presidente del gobierno, como tantos líderes, tiene asesores y no dice ni hace nada por su cuenta todo pasa por el asesor. Esto se sabe, pero el líder no lo dice, actúa como si todo se le ocurriera a él. Vemos como Jesús no tiene problema en decir que el no va solo, que no dice nada por su cuenta, solamente dice y lo dice del modo que quiere su Padre, que quien lo ve a Él está viendo a su Padre… esto es muy importante en el liderazgo de Jesús. Su conexión y su comunión con el que lo ha enviado y la fidelidad a lo que tiene que trasmitir. ¿Somos capaces nosotros de actuar así o consideramos que es humillante, que no deja espacio a la realización personal ? Esto toca con algo muy profundo: quien soy yo y cuál es mi misión en esta vida. No somos más que enviados a vivir una misión que alguien, que nos ama, ha diseñado para cada uno. Por eso no vamos por nuestra cuenta. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.