SEMANA TERCERA PASCUA LUNES

Hablar de trabajar y de pan en estos tiempos es delicado. El otro día leía que van a vivir del estado 20 millones de españoles entre funcionarios, pensionistas y desempleados; y solo 10 millones vivirán de los recursos producidos por si mismos. La vida en tiempos de los romanos se dividía en días de Ocium y Necoium. Los días en que se hacían negocios y los días en que no. Para muchos la vida de fe forma parte del tiempo del ocio, del tiempo libre. La relación con Jesús sin ser un negocio tiene que formar parte del tiempo del Necocium, al mismo nivel de prioridades más importantes. La pregunta que hoy nos podemos hacer es ¿está mi relación con Jesús entre las prioridades de mi vida? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.