SAN MARCOS EVANGELISTA

Hoy celebramos a uno de los personajes más curiosos del NT. Marcos es ese chico que escapó de Getsemaní porque iba envuelto en una sábana. La última cena se celebró en su casa, su madre era discípula de Jesús. Se hizo mayor y viajó con San Pedro a Roma y fue capaz de conectar con los cristianos paganos que nada sabían de Abrahán ni de Moisés. Y sintió la llamada dejar por escrito todo lo que recordaba de Jesús y todo lo que había ido recopilando, para que los que se hacían cristianos desde el paganismo pudiesen responder  la pregunta ¿quién es Jesús de Nazaret? Su evangelio es breve, conciso, va al grano, es ideal para que un buscador tenga el primer contacto con la Biblia. En su relato hay un momento culminante, cuando el centurión exclama al ver morir a Jesús: “verdaderamente este hombre era Hijo de Dios” (Mc 15, 39). Hemos escuchado el final del Evangelio, el envío a proclamad el evangelio a toda la creación. Él lo hizo desde su carisma de evangelista, cada uno de nosotros lo hacemos desde el nuestro, también confinados. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.