SEMANA SEGUNDA PASCUA JUEVES

La llave que abre la puerta del corazón de Dios es cree en Jesús. Este creer no es algo teórico intelectual como saberse de memoria una pregunta del catecismo. Se trata aceptar a Jesús como El Salvador del mundo y como tu Salvador personal. Estoy viendo una serie y un personaje va a ser electrocutado en la silla eléctrica. El capellán le ayuda acoger a Jesús como su Señor para poder dejar todo el peso de su vida en Él. Se trata de confiar, sólo eso. Pedro y Juan en el Sanedrín dieron testimonio de ese señorío de Jesús y de su confianza en él. No estamos en el corredor de la muerte pero cualquier día y cualquier momento es oportuno para decirle a Jesús: “tú eres mi Señor, eres mi Salvador”. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.