JUEVES DE PASCUA

El Mesías tenía que padecer. Este es el mensaje central de la Palabra de hoy. Seguramente me detengo en esto por la situación que vivimos. Para los Cristianos el sufrimiento no es ni un Castigo De Dios ni el capricho de los dioses, ni el resultado del Karma. Nuestro Salvador sufrió y liberó al sufrimiento de todo eso. Nosotros como nuestro redentor sufrimos amando. Unidos a su sufrimiento y ofreciéndolo. Así habla el Card. Pell que ha pasado 11 meses en la cárcel por un delito que no cometió. Así podrían contarlo tantos que están sufriendo hoy. Y nosotros podemos hacer como los cristianos en Roma que se quedaban junto a sus enfermos en vez de huir de la ciudad (Galeno el más famoso médico Romano dejó la ciudad en un ataque de peste). Lo que hoy es nuestro sistema sanitario tiene su raíz en la forma de enfrentarse al sufrimiento de los Cristianos. El sufrimiento es siempre, siempre una oportunidad para amar, para ser redimidos de nuestra principal enfermedad, nuestro egoísmo. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.