MIÉRCOLES SANTO

No me quiero centrar en Judas. El cántico del Siervo (estamos leyéndolos estos días como primera lectura) hoy habla del que da una palabra de aliento al abatido. Pero fijémonos que el que da aliento no está en una situación tranquila y en paz sino acorralado y sufriendo violencia. ¿Como puede alentar a otro uno que sufre? Porque el Siervo se apoya en Dios. Dice dos veces que el Señor le ayuda y que tiene cerca a su defensor. Por eso este Siervo se enfrenta al sufrimiento con valentía y Libertad “venga aquí estoy”, porque sabe que no quedará defraudado. Cada mañana empieza el día unido a su defensor y así se enfrenta a lo que le pueda venir. Este Siervo sufriente puede alentar a los abatidos. Yo quiero ser como este Siervo ¿y tú? Feliz Miércoles Santo y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.