SEMANA QUINTA TO VIERNES

En el capítulo 10 de San Juan vemos cómo tratan de nuevo de apedrear a Jesús, porque se hace igual a Dios. En el salmo 109 que rezamos en las vísperas del domingo dice: “tu eres mi hijo yo te he engendrado hoy”. Era el salmo de la entronización del rey. Los reyes usaban ese título de “hijo De Dios”,  pero era solo eso, un título. Lo que era una blasfemia para los judíos es que Jesús no usaba un título sino que “se hacía igual a Dios”. Ellos no podían entender esto, ni tampoco los discípulos. Yo creo que la única que lo entendía era su madre María. A la que la Iglesia recuerda hoy en los misterios de dolor. María que experimentó cómo el Verbo de encarnaba en su seno virginal,  y que se unió en su pasión con su dolor de madre. Nos unimos al dolor de María y al dolor de tantas madres que en estos días sufren. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.