SEMANA QUINTA CUARESMA JUEVES

Termina aquí, con el intento de lapidación esta diatriba en la que Jesús tanto ha dicho de Él y de su relación con su Padre. Me fijo en Abrahán que dice Jesús que vio su día y saltaba de gozo. Ya he repetido muchas veces en estas semanas de Cuaresma que era un soñador y que por eso Dios lo escogió, porque tenía VISIÓN. Era capaz de ver más allá y contemplar lo que Dios tiene preparado, lo que está por venir de bueno. Muchos de nosotros no nos evadimos de la situación actual mirando al futuro. Vemos lo que viene detrás y no solo vemos la crisis económica y los problemas. También vemos las oportunidades y la nueva cultura que nacerá de todo esto. Esa visión nos moviliza y nos hace ponernos en marcha para ser protagonistas de nuestro futuro y no una generación que se resigna ante el destino fatal. Fiados en las palabras de Jesús que guardamos y con Abrahán saltamos de gozo ante lo que se nos viene encima. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.