SEMANA QUINTA CUARESMA MARTES

Anoche vimos la CABAÑA como recomendaba por la mañana y al leer esta mañana “el que me envió esta conmigo y no me ha dejado solo” recuerdo muchos detalles de la película que no voy a contar … pero que nos dejan claro que Dios no abandona nunca a sus hijos. En la pruebas el tentador nos asalta y nos tienta: “te ha abandonado”. El pueblo de Dios cayó en esa tentación porque el cansancio lo había debilitado. Cuando estamos cansados somos más débiles y es cuando más en guardia tenemos
que estar. Puede que estemos ya cansados de la cuarentena. No bajemos la guardia, Dios no nos ha abandonado, miremos hacia adelante. Allí ,al final del camino está levantada la cruz como un estandarte y mirándola recobramos fuerzas. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.