SEMANA PRIMERA CUARESMA MIÉRCOLES

Aquí hay uno que es más que Salomón, más que Jonás. Más sabio que Salomón aunque es de Nazaret y carpintero y más que Jonás aunque no consiga que se conviertan las ciudades de Galilea. No se esconde en una ballena sino en el Eucaristía y su sabiduría se enseña en la cruz. Este es nuestro Salvador el amado que anda tras la celosía de nuestra ventana cubierto de rocío a ver si escuchamos su voz que no amenaza y es sencilla como la de un niño. No viene a nosotros con pompa de Rey ni con amenazas de profeta grave. Es un cervatillo que salta por los montes en busca de su amada que se está vistiendo de primavera. ¿Oyes si voz? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.