SEMANA SEXTA TO VIERNES

Esta mañana leía unas palabras de San Agustín que me han ayudado mucho. Hablaba del deseo de Dios. Esta vida es la oportunidad para ensanchar más y más nuestra capacidad de desear a Dios. En la liturgia se habla mucho de desear las cosas del cielo despegándonos de las de la tierra. En este sentido podemos entender estas palabra de hoy de Jesús. Queremos seguirle hasta el cielo y no podemos hacerlo cargados, hemos de ir ligeros de equipaje, cada vez más vacíos, para podernos llevar de su amor infinito más allá de la muerte. Me niego  a mí mismo cada vez que por amor y libremente me niego algo que deseo, hasta cosas muy legítimas, para ser más libre, mas ligero de equipaje. La cuaresma está a la vuelta de la esquina podemos empezar a pensar qué ayuno cuaresmal vamos a proponernos. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.