SEMANA SEGUNDA TO LUNES

Ayer en la palabra veíamos al Hijo dócil al Padre como un Cordero. Y en la primera lectura de hoy se nos dice que vale más la obediencia que los sacrificios. En el pueblo de Israel se daba constantemente un debate entre la supremacía del del culto y de la ley. En unos pasajes encontramos uno y en otros el otro. El ayuno era un precepto y también Jesús lo pone en duda por falta de sentido en algunas  situaciones. En definitiva se trata de libertad interior para vivir en el amor y no en el moralismo. Hoy recordamos a San Sebastián, un soldado romano que vivió en esa libertad interior y pudo dar la vida por aquel que la había dado por él. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.