19 DICIEMBRE

Sigo leyendo en este adviento el cómic sobre Jesús y ayer leía la vuelta a la vida de la hija de Jairo. Este le decía a Jesús “que bien que he confiado en ti y mi hija está viva “. Los que confiaban en JESÚS veían signos, los que no confiaban se quedaban sin ellos. Es la confianza la que abre la puerta a la acción De Dios en nuestra vida. La madre de Sansón confió en la palabra De Dios y Zacarías que no confió se quedó mudo. Recuerda la última ves que confiaste en una Palabra De Dios para ti y da gracias por el fruto en tu vida. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.