SEMANA TRIGÉSIMO TERCERA TO MARTES

Unos a otros nos alentamos con el ejemplo. La Santidad es algo que se admira y se anhela. Eleazar fue un ejemplo de fidelidad y Zaqueo de generosidad. Si Zaqueo, el pérfido mafioso tan criticado terminó siendo un ejemplo para los que se creían buenos de conversión y de generosidad. Pienso ahora en la oración  en todos los buenos ejemplos que me han dado algunas personas que no suelen ser “ejemplares” en el sentido común. Doy gracias por ellos, por la admiración que despertaron en mi y por la lección que me dieron. Feliz día y e bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.