SEMANA VIGÉSIMO SÉPTIMA TO VIERNES

El evangelio de hoy habla mucho de demonios. Hace poco hubo una polémica porque el Superior de los Jesuitas decía que esto del demonio era simbólico. El Papa Francisco en esto es muy clásico. Habla del Demonio como un ente personal con voluntad y libertad. Me quedo con esto que por otra parte es la doctrina De la Iglesia. Pero al mismo tiempo hemos de ser equilibrados y prudentes porque tan malo es ignorar al demonio cómo verlo por todas partes. No anda suelto porque está vencido y lo que puede hacer es dar coletazos mientras cae. Lleva mucho tiempo cayendo y no puede hacer más allá de lo que Dios le permite hacer. Frente a él nosotros somos libres mientras no le dejemos entrar en nuestra vida de forma irresponsable con prácticas de New Age por ejemplo. Nuestra casa barrida y arreglada tiene que tener las puertas bien cerradas a su influencia. Y sobre todo lo vivimos con el combate diario de la tentación. Su arma es la mentira. Nos engaña de lo lindo y a veces se disfraza muy bien de ángel de Luz. No le tenemos miedo y le decimos “yo soy hijo de Dios “. Feliz día y bendiciones.  Para ver las lecturas pincha aquí.