CONVERSION DE San Pablo

El mismo San Pablo en la Carta a los Romanos afirma que la fe entra por el oído, por la predicación. Pues él fue una excepción porque no recibió el anuncio de nadie sino directamente tuvo ese encuentro con Jesús camino de Damasco. Bueno, no recibió predicación pero precisamente estaba persiguiendo a los discípulos de Jesús. Estaba en contacto con el hecho histórico del cristianismo naciente. Veía la valentía de aquellos hombres que obedecían a Dios antes que los lideres religiosos y se jugaban la vida por dar testimonio de Jesús resucitado. Pero el corazón de Saulo estaba duro como el terreno del Pozo de  Totalán. Fue necesario algo especial para que aquel fariseo fuera apóstol. Que bien entendía Saulo eso de que Dios ama siempre, de que su amor es una regalo inmerecido. Esta fiesta me toca de un modo especial y todos necesitamos ese toque para dejar  atrás tanto como Saulo dejo por Jesús. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.