SEMANA SEGUNDA TO MIÉRCOLES

En este trozo de evangelio vemos a Jesús expresando ira. Se siente acorralado por los fariseos y como todo ser humano surge la ira. Que en principio es algo natural y positivo porque es la expresión del cuidado y la defensa de uno mismo. Si me pisas me sale el decir “no me pides”. Y la ira debe ser expresada adecuadamente. Cuando no se expresa se va acumulando en un depósito que de vez en cuando explota. Los que tenemos “genio” la expresamos sobre la marcha y a veces de forma desmedida. Los que no tienen genio la acumulan y explotan. Ni una cosa ni otra. No debemos dejarnos pisotear, debe si expresar al que nos pisa que no se lo podemos permitir. Y expresarlo con medida. Y hay que buscar también medios para sacar ira de forma sana como el deporte, u otra actividad que canalice esa energía. Pero esto nunca debe suplir el mínimo de expresión del “no me pises” para no dejar de querernos a nosotros mismos. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.