SEMANA PRIMERA TO JUEVES

La alegría tiende a trasmitirse. Si una persona está alegre y no lo comparte algo raro pasa. Por eso este hombre no podía contener su alegría aunque con ello complicó la vida a Jesús. En la primera lectura leemos “animaos unos a otros” para no perder la actitud del principio. La alegría si no se comparte y trasmite da paso a la rutina triste y pesada. Sucede en las relaciones, en los matrimonios y la amistad. Si no nos esforzamos por compartir la alegría del encuentro, por mantener el ánimo firme, damos paso a la rutina que endurece el corazón. El corazón endurecido en la Biblia es la actitud contraria a la docilidad a la Palabra y la falta de libertad. Esforcémonos en compartir la alegría, en dar ánimo a alguien en este día. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.