SEMANA TERCERA AVIENTO CICLO C DOMINGO

Al leer este evangelio me ha venido a la memoria el programa de radio «El consultorio de Elena Francis». A este programa llamaban lo oyentes buscando un consejo o solución a los más variados problemas. Mi madre lo escuchaba cada tarde. Lo digo porque Juan Bautista aparece dando recetas a cada uno que le pregunta ¿Qué tenemos que hacer? Mal acopañamiento es ese de decirle a los demás lo que tienen que hacer. La verdad es que Juan es sincero y dice «hasta aquí llego yo y no puedo hacer más». Su bautismo es con agua, es un lavado de cara, una conversión voluntarista. Pero detrás de él viene el que es más fuerte y que bautiza con Espíritu Santo y fuego. Ese es Jesús que llevará a su plenitud eso de que «Dios está en medio de ti». El Espíritu Santo habita dentro de cada uno de los bautizados.

A propósito de la Misión no vamos a decirle a la gente lo que tiene que hacer para ser buenos. La gente no necesita a la Iglesia para ser buenos, de hecho, lo son la mayoría sin nosotros, son buenas personas.Vamos a ofrecerles precisamente la experiencia del Espíritu Santo, a avivar las ascuas del Espíritu Santo muchas veces casi apagadas debajo de la ceniza. No vamos a darles un lavado de cara sino a invitar a pasar por el fuego del Amor de Dios que sana y transforma. queremos que experimenten una alegría que el mundo no da, que la cultura de vivir encerrado en los propios intereses no puede dar. Nosotros experimentamos la alegría de ser profundamente amados por Dios y eso es lo que queremos contagiar.

Ante la Misión surgen dudas, bloqueos, rechazos, miedos. Es un reto nada fácil y nos tiemblan las piernas cuando pensamos que vamos a dar la cara por Jesús ante desconocidos, o ante nuestros vecinos. No rechazamos estos sentimientos y emociones. Pero no nos quedamos en ellos porque no contamos con nuestras fuerzas y capacidades, contamos con el poder del Espíritu Santo. Jesús nos quiere ligeros de equipaje, pero bien equipados, quiere que seamosevangelizadores con Espíritu. conviene releer estos días el último capítulo de la Evangelii Gaudium. Nos ponemos en marcha vamos con fuego en el corazón. Feliz domingo y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.