SEMANA TRIGÉSIMO TERCERA TO MARTES

Jesús llamó a la puerta de Zaqueo y él le abrió. Mi Diócesis se prepara para llamar a todas las puertas. Es un reto difícil y complicado. No hay muchas personas dispuestas a hacer esto. Pero si no lo hacemos ¿quién llamará a tantas puertas de tantos zaqueos? Es una oportunidad de salir de la tibieza. De esa forma de ser católicos sin “chicha ni limoná”. Mientras en otros países los cristianos se juegan la vida nosotros aquí no estamos dispuestos a sufrir ni un portazo en las narices. Nos ponemos en estado de Misión. El Señor va delante de nosotros. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.