SEMANA TRIGÉSIMO TERCERA TO LUNES

No sé si conoces a algún converso. Alguna persona que no tenía fe y se ha encontrado con Jesús. Ellos viven el amor primero. Están enamorados, son ardientes, radicales, lanzados y resueltos. Al escribir esto tengo a algunos en la mente. Para los cristianos viejos pueden hasta resultar incómodos porque nos denuncian como a la Iglesia de Éfeso el haber perdido ese amor primero. Hay un canto “vine a Alabar  a Dios” que en la letra nos anima a recordar ese día del encuentro con Jesús para que en ese recuerdo no se apague el amor primero. Estoy seguro que Bartimeo no lo olvidó. Recordemos ese día, esa etapa de nuestra vida y reavivemos ese amor. Que no se apague el ardor. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.