SEMANA UNDÉCIMA TO JUEVES

Hoy me he despertado muy pronto y terminado de leer Gaudete et Exultate que lo tenía pendiente. Al final el Papa habla del combate espiritual y del discernimiento. Y habla sin complejo de ningún tipo del Diablo. Y precisamente explica que lo que en castellano decimos en el Padre Nuestro al final, no se refiere al mal impersonal, sino al MALO, al Diablo. No rogamos no ser tentados sino ayuda para no caer, y finalmente pedimos que podamos ser libres frente al Príncipe de la mentira que de tantas maneras nos engaña. Como dice San Ignacio a veces se nos presenta como ángel de luz. Por eso es tan importante discernir qué voces vienen de Dios y cuáles no. San Luis, jesuita que murió muy joven, nos ayude a pedir la gracia de discernir. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.