SEMANA UNDÉCIMA TO MARTES

Estoy orando sobre esta palabra y pensando que si tengo enemigos. No me gusta tratar a nadie como enemigo aunque algunas personas si se tengan por tales. Son los que están dolidos conmigo por algo que he hecho, he dicho o he dejado de hacer. Y descubro que lo que más me duele es las personas a las que me he dado y luego van incluso de víctimas quejándose de mí.  Pero analizas y te das cuenta de que todo está en nuestra cabeza. Si razonamos encontramos causa razonables a casi todo y terminamos, mediante la empatía y la compasión,  poniéndonos en el lugar del otro. Y terminamos perdonando y amando. Pongo ante el Señor esta mañana las situaciones que me van viniendo a la cabeza y con compasión pido por ellos. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.