SEMANA DÉCIMA TO VIERNES

No puedo dejar de hablar hoy del daño que provoca la pornografía. Jesús habla de “mirar a una mujer deseándola”. Los que consumen pornografía terminan viendo a la mujer y al hombre como objetos y no como personas. Muchos no se dan cuenta hasta que empiezan a superar la aducción y descubren una nueva forma de mirar a los demás. La pornografía es muy dañina por más que en programas de mucha  audiencia se hable de su consumo como algo divertido e inicuo.  Hay jóvenes totalmente enganchados porque empezaron a consumirla desde que sus padres les compraron un móvil, hay parejas muy guays que ven pornografía juntos y envenenan su relación, hay varones que no son capaces de mantener una relación sexual con normalidad porque su cerebro ya no responde a los estímulos reales de una relación. Cómo de cualquier adicción se puede salir con ayuda. No dejes de pedirla. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.