SEMANA SEGUNDA PASCUA MIERCOLES

Contempladlo y quedaréis radiantes vuestro rostro no se avergonzará. Un amigo que ha vivido un proceso de conversión me dice que ahora se siente libre y que puede mirar a la gente a la cara. Cuando uno no tiene nada que esconder mira a los ojos, transparenta su verdad. Así podremos mirar cara a cara a Jesucristo si nos mantenemos en la confesión de la fe, si permanecemos en Él. Hoy se celebra a un obispo de Cracovia que murió por censurar la tiranía del rey. El fue coherente hasta el final y contempla sin avergonzarse a Jesús. Acerquémonos nosotros a La Luz para que nuestra vida sea santa y feliz. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.