SEMANA SEGUNDA PASCUA MARTES

Uno de los signos del Espíritu Santo es la Libertad. Cuando dejas que el Espíritu mueva tu vida experimentas que eres capaz de tomar decisiones, emprender proyectos, dejar atrás, desprenderte de bienes, aceptar retos… notas el vértigo de la Libertad. Nicodemo cuando hablaba con Jesús no lo entendía por muchos estudios que tuviese. Ya ante la cruz se la jugó ayudando a enterrar el cuerpo de Jesús. Después de la Pascua, una vez recibiera el Espíritu, viviría en la Libertad que se nos describe, en esa Libertad de Bernabé vendiendo el campo. ¿Qué Libertad experimentas tu? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.