VIERNES PASCUA

La primera vez que la Palabra de Dios trata de ser encarcelada. La comparecencia ante el Sanedrín fue la oportunidad de Pedro de proclamar que la piedra que desecharon los arquitectos es la “piedra angular”. Esas palabras del Antiguo Testamento eran bien conocidas por aquellos judíos y la reinterpretación de las mismas debió de dejarlos atónitos. Eran palabras que cobraban un nuevo sentido inesperado: el que ellos crucificaron es el Mesías esperado. En la pesca infructuosa se hace presente Jesús resucitado. Jesús es especialista en darle la vuelta a las situaciones, de hacer fecundo lo infecundo, de hacer cimiento de lo que parece piedra inservible. Trata de mirar los puntos débiles de tu vida y descubrir cómo Jesús les da la vuelta. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.