SEMANA QUINTA CUARESMA VIERNES

Este viernes último de Cuaresma pega muy bien orar con una canción de Taizé: “Oh Lord hear my prayer”. Oh Dios escucha mi oración, cuando te llamo respóndeme, ven y escúchame. Los cantos de Taizé sueles ser de alabanza y confianza. Este canto es desgarrador porque es una súplica profunda. Refleja muy bien la oración de Jesús, el Siervo de Dios ante su Pasión. Refleja muy bien el dolor de su Madre que hoy recordamos. Puede ser la oración de tantos justos que caen en manos de los impíos. De ninguno de ellos se olvida el Señor. Con ellos sufre, a su lado está. Ningún sufrimiento es ajeno al corazón de Dios. Ninguno al corazón de nuestra Madre. Nos unimos a su grito al Señor que roca y fortaleza. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí. Para escuchar la canción pincha aquí.