SEMANA QUINTA CUARESMA JUEVES

Abrahán era un hombre De Dios y tenía Visión. Dios le mostró sus planes y él lo creyó. Tenía esa capacidad de ver realizado ese futuro de promesas. Por eso veía “ese día” en que el pacto que hacía con Dios llegaría a su plenitud transformando el mundo en una tierra de hermanos bajo el mismo sol. Dios tiene planes de prosperidad para la humanidad  que nosotros no podemos ni imaginar. Si estamos en la Visión De Dios como Abrahán podemos también saltar de gozo. Levantemos la vista y miremos a ese futuro que se nos anuncia. Feliz día y bendiciones. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.