SEMANA TERCERA CUARESMA VIERNES

Sigue resonando el retiro de Cuaresma. En este viernes de Cuaresma, llamada a abandonar los ídolos, nos encontramos con el principal mandamiento. En el texto “Un amor por descubrir” que está siendo mi inspiración en esta cuaresma el H. Emmanuel de Taizé afirma que este mandamiento es el grito de un Dios que desea ser amado. Dios no solo manda, sino que ese mandato es fruto de su deseo ardiente de ser correspondido en el amor. No es un Dios impasible, que no necesita de nadie, sino un Dios personal que me ha creado para poder tener conmigo una relación de reciprocidad amorosa. Claro que espera algo a cambio de su amor, el mío. Escuchemos hoy ese grito y no nos quedemos indiferentes. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.