SEMANA TERCERA CUARESMA MIÉRCOLES

Los primeros cristianos eran judios y seguían considerándose bajo la tutela de la lay y la Alianza. Pero se fueron dando cuenta de que había preceptos que no eran del núcleo esencial de la Ley, como es el caso de los alimentos, y empezaron a comer de todo. El cristianismo no era una ruptura con el judaísmo sino una transición pacífica para llevarlo a su plenitud. El judaísmo había sido la preparación de los tiempos mesiánicos. La reforma es esencial al cristianismo. La Iglesia vive en continuo estado de renovación. En cada época con diferentes acentos. Ahora la conversión pastoral para ser verdaderamente misioneros. Estamos en Cuaresma tiempo de reforma y conversión. ¿Aceptamos dócilmente ser reformados? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.