JUEVES DE CENIZA

En el lenguaje bíblico la encrucijada de la humanidad se plantea en términos éticos muy sencillos: escoger entre el bien y el mal. Para nuestra forma de pensar de hoy no es tan sencillo. Las dos grandes opciones hoy son: construirte a ti mismo sin referencia a ninguna verdad, es decir, vivir para tu propia causa, eso que coloquialmente se dice “la autorrealización”, o vivir la vida como proyecto personal, vivir en referencia a los otros, ser persona, es decir, ser para amar proyectando con los otros y acogiendo el Proyecto (con mayúsculas) de Dios. Un ejemplo de lo primero es la teoría de género que se nos está inoculando, esto de construirme a mí mismo y ser lo que yo siento (ya hay un pedófilo que dice sentirse un niño atrapado en un cuerpo de adulto) y un ejemplo de lo segundo es la vida de tantos cristianos que han decidido responder a una llamada de Dios.  ¿Qué has escogido? ¿Ganas o pierdes? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.