SEMANA CUARTA TO JUEVES

David ha reinado solo y le cede al trono a su hijo Salomón que también reinará solo. En cambio en el Reino De Dios, Jesús no quiere que vayan sus discípulos solos, los envía de dos en dos. Es una garantía de que son enviados por Jesús, no es el resultado de la voluntad de uno, sino que al ser cosa de dos, es porque un tercero ha decidido que sean esos dos los que vayan juntos. Conozco algunas congregaciones que viven sus miembros la misión de dos en dos. Sería precioso que en nuestras comunidades, cuando no es un matrimonio el que camina unido en la fe, que seamos de dos en dos, hasta los sacerdotes debemos de caminar de dos en dos. Acompañándonos, rezando el uno por el otro, abriendo el corazón, alegrándose el uno por el otro y sobre todo no estando solos. Cuanto necesita nuestra cultura individualista de apóstoles de dos en dos. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas poncha aquí.