SEMANA PRIMERA TO MIÉRCOLES

En el silencio de la noche Samuel escuchó la Palabra del Señor. En el silencio de la noche Jesús escuchó al Padre que le decía que no se quedase en Cafarnaún sino que fuera un maestro itinerante. En el silencio de la noche he visto cómo los jóvenes escuchan a Dios en la Iglesia de la reconciliación en Taizé. En el silencio de la noche muchos jóvenes escuchan la Palabra de Dios en el Adoremus. Es verdad, cuando la luz decae y el campo y la ciudad se acallan, en la oscuridad y en el silencio es más fácil escuchar a Dios. Todos necesitamos retirarnos a escuchar. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.