21 DICIEMBRE

El domingo pasado Dios nos miraba como novio o novia, con mirada de enamorado. Hoy, a cuatro días del nacimiento la poesía se desborda y nuestra alma enamorada habla del deseo del encuentro. En el Evangelio se encuentran dos mujeres embarazadas. La casa se llena de alegría con la presencia de María y Jesús en su vientre.  El deseado, el esperado ya esta aquí, lo lleva su madre en su seno. Atisba por las ventanas, podemos oír ya su voz que nos llama. Busca hoy un rato para hacer silencio y dejar que tu alma recite versos al amado que llega. Que tu alarma exprese el deseo De Dios que tiene. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.