20 DICIEMBRE

La Virgen, la mujer sola, sin varón es cubierta por el Espíritu Santo y concibe. En un mundo de varones Dios habla con gestos diciendo que no necesita la fuerza y el poder para actuar, solo la disponibilidad, el dejarse hacer, la humillación de María su confianza. Este Dios que quiere estar con nosotros,  nos hizo para Él, para la comunión con Él y «no puede» vivir separado de nosotros. Quiere ser Emmanuel, el Dios que camina junto a la humanidad y al lado de cada uno de nosotros. Es el Dios que NUNCA puede estar contra nosotros, dichosos los que creen esto porque se cumple. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.