SEMANA SEGUNDA ADVIENTO MIÉRCOLES

Estoy orando y preguntándome qué me cansa. Hay muchos tipos de cansancios. Cansancios sanos y otros no tan sanos. Lo que hace a un cansancio no ser sano es si no es fruto del amor. El cansancio con amor no quema, hace crecer, el corazón , es decir, la capacidad de amar crece. Muchas de las cosas que hacemos a lo largo del día son impuestas, no las elegimos, y nos cansa hacerlas. Hay padres que viven el criar a los hijos cansándose pero de forma sana porque lo han elegido verdaderamente por amor. Otros sólo tenían ilusión por tener hijos y llegan a situaciones de stress que hieren a los hijos. Dios no se cansa porque no los ha creado todo por obligación sino libremente y por amor. Hagamos al comienzo del día una elección de amor de todo lo que vamos a hacer para no estresarnos y llegar a la noche cansados pero contentos. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.