SAN ANDRÉS APÓSTOL

Jesús ll amó a Andrés a ser pescador de hombres. Sigue llamando esta tarea preciosa. Tú y yo, que escuchamos cada día la Palabra del Señor y tratamos de hacerla vida, también estamos llamados a profesar con nuestro labios lo que siente nuestro corazón. En el corazón sentimos que Jesús nos ha conquistado y nos ha mostrado en su mirada un horizonte nuevo para la vida. Cuantos hay que no dan este paso de llevar a los labios lo que siente el corazón. Es como un amor secreto de la juventud nunca confesado que permanece como un poso de tristeza. Andrés dijo a su hermano Simón: “hemos encontrado al Mesías”. Tan claro lo tenía desde el principio después de ver donde vivía. Voy a tratar de profesar hoy con mis labios los que hay en mi corazón a ver si algún pez muerde el anzuelo y deja pescar. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas poncha aquí.