SEMANA TRIGÉSIMO CUARTA TO CICLO A

Estás lecturas me inspiran poco y me dejan perplejo. No sabía muy bien por dónde empezar y ha saltado de fondo en el Templo «nada de turbe» instrumental. Ahí he conectado con lo que Dios quiere decirme hoy. En el evangelio lo más importante no es lo truculento de las persecuciones sino la palabra del Señor que asegura el cuidado a los suyos: » pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá». El Papa está ahora en países donde sus ovejas son minoría. Es admirable como ha ido a alentarlos, a defenderlos, su presencia es un premio a su fidelidad. Si perseveramos seremos testigos de la fidelidad del Señor que no nos abandona. Rezo esta mañana por los que se sienten más débiles. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.