SEMANA TRIGÉSIMO SEGUNDA TO MIÉRCOLES

 

El texto de los diez leprosos me insuperable mucho porque recuerda el valor de la alabanza, como ella lleva al encuentro con Jesús y salva. Pero hoy me ha impresionado el texto dela Sabiduría. Al leerlo pensaba en los monarcas cristianos como ISABEL la Católica. Supongo que sus confesores les leerían este texto para recordarles que un día comparecerían en el tribunal De Dios y que por la gran responsabilidad que tenían el juicio con ellos sería más severo. Muchos reyes vivían muy angustiados los últimos días de su vida pensando en ese trance. Jesus dice en el Evangelio con la parábola de los talentos que el que ha recibos más, más se le exigirá. Cada uno tenemos las responsabilidades que nos corresponden y nos hemos buscado. Todos somos igual de importantes, iguales en dignidad, pero ciertamente hay responsabilidades más importantes que otras. Y para todo nos capacita el Ser y sobre todo nos pone los medios para que no se nos vaya la cabeza y nos perdamos y perdamos a otros. Todos somos corresponsables de los demás. Al darnos la vuela para ir a Jesús alabando podemos decir a los otros nueve: «vamos a darle gracias». Que se den la vuelta o no ya es decisión suya. En ese caso hemos hecho lo que nos correspondía desde la corresponsabilidad. ¿Puedes ejercer hoy esa corresponsabilidad con alguien? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.