SEMANA TRIGÉSIMO PRIMERA TO VIERNES

Hay dos conceptos de astucia. Uno es el negativo unido al engaño, otro es positivo y consiste en la habilidad para conseguir algo. Un ejemplo de esto segundo sería la habilidad de los depredadores para cazar a sus presas. Esta segunda astucia, sin malicia, es la que Jesús quiere para sus discípulos. Pablo es un ejemplo de ello. Le cuenta a los romanos que él no predica donde otro lo ha hecho, que no quiere construir sobre lo plantado por otro.  Es una forma hábil de actuar para evitarse problemas. La nueva evangelización requiere de mucha astucia de este tipo, de habilidad sana para convencer y contagiar. Pues a ello!! Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.