FIELES DIFUNTOS

Las lecturas de hoy no son fijas y se pueden escoger de entre muchas. Hoy quisiera llamar la atención sobre los cementerios y la incineración. Yo fui con mi madre el lunes a visitar la tumba de mi padre y pensé que ya muchas familias no hacen esto y dentro de un tiempo muy pocas. Se ha puesto de moda la incineración, que está permitida para los católicos, pero lo que no está permitido es esparcir las cenizas de cualquier modo. Por eso digo que ya cada vez menos visitan las tumbas de los difuntos. Para los cristianos el cementerio es el dormitorio (eso significa la palabra latina) donde los cuerpos de los difuntos esperan ser despertados por Jesús resucitado cuando vuelva. Esparcir las cenizas no es coherente con esta forma de ver la muerte y de tratar los cuerpos de los difuntos. No es cristiano. En esto vamos tarde, ya lo sé. Pero podemos empezar a crear una cultura de la incineración cristiana. Hoy es un día para recordar sin melancolía que es la nostalgia tristona y depresiva. Es el día para recordar con cariño y esperanza en la vida eterna que nos espera junto a ellos. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.