SEMANA VIGÉSIMO OCTAVA TO MARTES

Leyendo a San Pablo pienso que si él viviera en este siglo cuanto sufriría al ver el materialismo en el que vivimos y cómo ha crecido lo de poner a las criaturas en lugar del creador. Pensamos que somos más libres cuando vivimos en el espejismo del dominio de las cosas, nos encanta sentirnos señores. Que estupidez. Es la perversión de las relaciones que llega a todo. Ha saltado el escándalo de la corrupción sexual en Hollywood. Los poderosos que gozan manejando a las mujeres como un objeto. Las orgías de Roma se quedan en mantilla con las que hoy montan los poderosos… cuanto sufrimiento, cuantas heridas, cuanta hipocresía como la que aparece en el Evangelio de hoy. Alabamos a Dios nuestro creador y nos gozamos en ser sus criaturas. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.