SEMANA VIGÉSIMO QUINTA TO LUNES

Mientras leía la primera lectura me imaginaba a un pueblo construyendo su Iglesia. He sido testigo como párroco de la ilusión de un pueblo por la ilusión a la hora de arreglar su iglesia. Y al leer el Evangelio me he acordado de la vista de los campanarios cuando vamos de viaje. Divisamos un pueblo en una colina o en una llanura y por encima de los tejados despunta la torre que nos indica que allí se reúne una comunidad cristiana, que allí hay un sagrario. Este paisaje de nuestra geografía nos habla de tiempos en los que los habitantes de una población se unían para hacer algo grande, porque su fe era algo grande.  Y lo sigue siendo, ser cristiano y formar parte de una comunidad cristiana es algo muy muy grande. Y el Papa Francisco nos llama, como Esdras hace dos mil quinientos años, a reconstruir la Iglesia, cada una de las comunidades cristianas. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.