NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA

Lo que hoy celebramos: el nacimiento de la Virgen María no lo recoge la Escritura. Por eso las lecturas nos hablan del nacimiento de su Hijo. Jesús, obra del Espíritu pudo nacer gracias a María. Su nacimiento llena de alegría al mundo porque María es como la aurora, como el lucero de la mañana que anuncia que a viene el día, que está cerca el Sol que nace de lo alto.  El nacimiento de María es el comienzo de los tiempos mesiánicos, del cumplimiento de las promesas. El embarazo es el tiempo de la espera, el nacimiento el del cumplimiento. También nosotros vivimos en los tiempos mesiánicos, en el tiempo del cumplimiento. Todo lo que podemos esperar y desear de Dios ya nos lo ha dado porque “Dios- está- con –nosotros”, más aún “en-nosotros”. Llevemos a María como José a nuestra casa y desbordemos de gozo con ella. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.