SEMANA VIGÉSIMO SEGUNDA TO MIÉRCOLES

Llevamos varios días con el Evangelio de Lucas y hemos vuelto al principio de la vida pública. Jesús vive los momentos en que su fama se extiende y le traen enfermos en bandada para que los cure. Ante el activismo que se viene encima Jesús necesita estar solo para orar y discernir. En esa oración decide que no se va a quedar en Cafarnaún sino que va a ser un predicador itinerante (por cierto el Papa viaja hoy a Colombia). Me gusta contemplar a Jesús solo saliendo de casa cuando todos duermen y verlo sentado en el campo en silencio, recogido o alabando al Padre con sus brazos abiertos. Cuando estamos empezando actividades no olvidemos dejar cada día este espacio para encontrarnos con Dios en la soledad, el espacio de la oración personal. Es vital paras que podamos estar en vela. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.