SEMANA DÉCIMA TO MIÉRCOLES

Ayer decíamos en el salmo “Haz brillar tu rostro sobre nosotros”. San Pablo nos habla de que la Gloria de Dios resplandece en el Rostro de Cristo de forma incomparable. Si los israelitas veían que Moisés tenía el rostro resplandeciente después de recibir la Ley de Dios, cuánto más brilla el rostro de Jesús Resucitado, que ha llevado a plenitud la Ley derramando su sangre por los pecadores. Si miramos su rostro no descubrimos más que perdón y misericordia. Cuántos mueren sin haber descubierto ese rostro de Jesús en esta vida “tu rostro buscaré Señor”.  ¿A quién vas a ayudar hoy a descubrirlo? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.