SEMANA QUINTA TO JUEVES

«No es bueno que el hombre esté sólo». El ser humano no ha sido creado para la soledad sino para la comunión. Y aunque a veces la compañía se nos hace difícil, más dura es la soledad. Y aunque se nos ha metido el demonio del individualismo, de buscar mi felicidad de forma egoísta, tenemos que reconocer que estamos hechos para la comunión. Hay una comunión natural que es la complementariedad entre el varón y la mujer que en estos momentos de la historia se niega. Todos estamos heridos en nuestra masculinidad o feminidad en mayor o menor medida, pero esa herida no puede llevarnos a negar lo natural que somos y la comunión que estamos llamados a ser. Que haya personas que sientan atracción por el mismo sexo y merecen nuestro respeto y cariño y que haya tantas víctimas del machismo que necesitan de nuestro apoyo y compromiso, no puede llevarnos a perder el rumbo. Con tanto sufrimiento que ponemos en las manos de Dios iniciamos un nuevo día en el que vamos a buscar vivir el amor. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.